Desapego

La definición de desapego no está del todo clara. Su contraria, apego, es aquella en la que se engloba, añade y agrupa en una bola inmensa toda clase de frustraciones y situaciones sin resolver. Pero es mucho más sencillo que eso. El desapego es literalmente tomar distancia. Tomar distancia de las cosas.

Para tener una opinión no puedes ser la opinión, para resolver un problema no puedes ser el problema. Tu visión debe de alejarse de él o ella. Es la única manera de tener una visión con un mínimo de objetividad.

¿Por qué cuesta tanto tener esta visión objetiva? Simple, porque eres un saco de emociones y hormonas que se dejan influenciar bajo el más mínimo cambio. Y eso lo invierte todo. Te acerca a la situación, te hace vulnerable a algo que en la gran mayoría de las cosas está en tu cabeza y genera miedo, miedo al rechazo, al que dirán, a no encajar, a lo que sea.

La felicidad es la ausencia de miedo, es no saber qué es la ansiedad que produce el apego de las cosas. Es no saber qué es todo lo anterior y verse con objetividad con todo lo que uno es. Ni amplificarlo ni minimizarlo, sólo ser.

Y para ello, el desapego es esencial para conseguir una evaluación precisa de lo que sea pensemos o hagamos.

Así que respira…y toma distancia. Desapégate.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: